¡Cuidado! La bandola del software de la Registraduría ya está en Córdoba y Montería

Por: Toño Sánchez Jr.

Siempre que señalan a los cordobeses de corruptos me sonrío, ya que los verdaderos bandidos vienen de más de dos mil metros de altura del nivel del mar y se hacen llamar ‘más cerca de las estrellas’. Yo diría más cerca de lo despreciable.

No hay duda que desde hace muchos años se habla de la venta de un software, en épocas electorales, que te da los votos necesarios para asegurarte el triunfo en una elección.

Afirman que en Atlántico funciona a tal perfección que es casi imposible detectarlo, a no ser que uno de los operarios, técnicos o ingenieros responsables implicados se convierta en soplón. Cosa imposible con el billete que allí se mueve.

Hoy en Montería se habla de la llegada de varios ‘emisarios’ a nombre de la Registraduría del Estado Civil para ‘coordinar’ lo que acá se conoce popularmente como ‘chocorazo’, pero que hoy llaman ‘manejo de software’.

Robarse elecciones en Córdoba es lo más normal. No es sino recordar la primera elección a Gobernación, octubre de 1991, cuando la ‘demora’ de los votos de Ayapel dio sorpresivamente como ganador a quien meses después fue el primer Gobernador de Elección Popular destituido por ladrón y corrupto.

Tiempo después, aspirante a diputado que perdían el día de las elecciones, eran contactados a las pocas horas cuando iniciaban los escrutinios, para ofrecerles los votos necesarios a cambio de determinada suma millonaria de dinero que debía ser cancelada en efectivo y que no admitía rebaja.

Recuerdo en especial el caso de un aspirante a Asamblea, de la margen izquierda, al que le sucedió esto. Y que llorando contaba como lo sacaron por no pagar.

También se me viene a la mente el caso de Domingo Ortega, quien ganaba en el conteo de la noche de la elección, pero inexplicablemente se fue la luz y amaneció ganando el otro aspirante.

Se supo en su momento que Ortega no hizo nada porque las Autodefensas le recordaron su paso por Cáceres, Antioquia, cuando fue alcalde.

Viven ofendiendo a los cordobeses que venden el voto, pero nadie dice nada de los hampones de la Registraduría Nacional del Estado Civil que vienen a ofrecer el robo de una elección.

Ni escribir de las demandas electorales en donde las cifras que allí se manejan son astronómicas. Eso sí que es delinquir desde la legalidad. Así como existe la estratificación de los municipios, igual existe para cobrarle al alcalde o gobernador que quiera ganar la demanda electoral o defenderse.

Hubo una época de incertidumbre en Córdoba, en donde todas las semanas había un gobernador o gobernadora, que fue ‘dorada’ para muchos altos ‘jurisconsultos’ de Bogotá.

Recuerdo una reunión, al frente de las paradisíacas playas de Santa Marta, en donde un alto funcionario de la Registraduría, que le decían ‘Boca e’ Reina’ por sus bellos labios, que le pidió 5 mil millones de pesos a un gobernador para salvarlo.

Otra elección en Córdoba a Gobernación benefició a otro alto funcionario de la Registraduría, pero allí le hicieron conejo a los intermediaros y eso trajo una irreconciliable pelea que aún retruena.

Yo lo he dicho públicamente, por primera vez en Montería se va a escoger alcalde entre dos personas de las que no hay nada que decir. Pero que sean los monterianos los que escojan a su alcalde, sea el que sea, pero que no sea el corrupto e infame software de la Registraduría.

Hoy entiendo porque desde cierta campaña le dicen a aspirantes a concejo que no están con ellos: “Te vas a dejar ahogar”. “Te tenemos la solución”. “Esto es pura filigrana”. “Tú verás si pierdes”. “No te voy a cobrar nada, solo tienes que apoyarme todos los proyectos en el concejo”.

Esto me hace recordar a esos policías de tránsito, que cuando te cogen en una infracción, te dicen: “Y te vas a dejar poner el parte”.

Ahora entiendo porque a algunos periodistas les dicen también: “No te vayas a quedar por fuera, son cuatro años… y pueden ser ocho”.

Cuando uno habla así es porque uno tiene que tener la certeza de que el corrupto software de la Registraduría está a tu favor por un billete largo.

No quiero terminar sin referirme a otra entidad, esta sí una de las tales Ong que operan por acá. Una que llaman MOE.

No va a monitorear las elecciones en San José de Uré ni en Valencia. Dos regiones que hacen parte de los tales PDET, Programas de Descentralización con Enfoque Territorial.

Todos sabemos en manos de quien está Uré, menos esta Ong que vive señalando irregularidades en todas partes. En Uré se anularon 900 cédulas!!! Todos los que llegan a votar son del Bajo Cauca. Caucasia elige dos alcaldes, uno en Uré y el otro en su tierra.

Los dos últimos alcaldes de Uré ni son de allá ni viven allá.

Y de Valencia ni escribir. Pobres paisanos. En los últimos 40 años han estado en manos de todos los fenómenos de violencia y nunca en el regazo del Estado.

Por eso nunca me cansaré de preguntar: ¿Quiénes son los VERDADEROS desalmados y bandidos? No me cabe duda, los que están a 2 mil 300 metros del nivel del mar. Por supuesto que no todos, pero esa no es la discusión ni el tema. Los santos y santas que se queden quietos y quietas, no es con ninguno de ellos o ellas.

Esos cachacos condenan el incitar a la prostitución, pero no tienen la misma vara para castigar a los que incitan a la corrupción.

Miren que a los de la Registraduría que ofrecen el software no les pasa nada. Y ¿por qué? Porque sus jefes están detrás de eso, presuntamente. (Esta última palabreja, para evitar que vengan por mí).

La noticia es que llegó la bandola, la mafia de la Registraduría para poner gobernador, alcalde, diputado y concejal en Córdoba.

Todo indica que la Alcaldía de Montería no la van a definir los monterianos, sino el software de la bandola de la Registraduría.

Bueno, y a todas estas ¿quién tiene ese billete para pagar ese software? ¿Gana o pierde Montería?

Una respuesta a “¡Cuidado! La bandola del software de la Registraduría ya está en Córdoba y Montería”

  1. La corrupción biene desde los 2.300mts de altura y nosotros la permitimos, por eso me gusta la forma como informas a la opinión pública, felicitaciones guerra avisada no mata cojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares