Al parecer, quienes denunciaron irregularidades en la aplicación de vacunas contra la Covid-19 para el personal de la IPS Clínica Cardio Infantil de Montería, habrían decidido guardar silencio y no seguir con la acusación.

Así lo manifestó Diego Santos, periodista de El Tiempo, que a través de su cuenta en Twitter alertó sobre las denuncias y el presunto mal manejo de las vacunas en esta IPS, donde se habrían priorizado familia y a allegados a la clínica.

“Director de la clínica Cardio Infantil de Montería niega acusaciones de que vacunó a su familia y de que privilegió a allegados de la Institución. Quienes hicieron la denuncia se han quedado callados”, indicó el comunicador de la casa periodística capitalina.

En efecto, el director de la IPS, Adalberto Morales, se pronunció sobre lo sucedido, indicando que la institución envió un listado de personas priorizado al Ministerio de Salud, correspondiente al personal de salud de primera línea, pero MinSalud destinó las dosis a trabajadores del área de archivo.