Día del reciclador, ¿le han dado el estatus que se merecen?

Día del reciclador, ¿le han dado el estatus que se merecen?

Sharing is caring!

Todos hablan de reciclar, pero pocos lo aplican. Muchos promulgan la defensa del medio ambiente, pero poco hacen por él. El mundo sabe la imperante necesidad de reciclar, pero pocos se acuerdan de hacerlo efectivo. Los gobiernos saben que existen recicladores y no le han dado el estatus que tienen en una comunidad que predica y no aplica.

En Montería hay cooperativas de recicladores, otros lo hacen de forma particular, todos dependen de esa actividad para separar residuos que pueden ser vendidos para su reutilización, pero lo estigmatizamos como mendigos y personas peligrosas.

Ellos hacen lo que todos deberíamos hacer, reciclar.

Desde este rincón periodístico, queremos aplaudir las cooperativas, asociaciones y los particulares que se dedican a este digno oficio y aunque sea entre la suciedad de la sociedad, no podemos escondernos a una realidad ambiental que de no ser por ellos, estuviese más deteriorada.

La Universidad de Córdoba

Fue la academia la que, con base en una investigación de estudiantes, dispuso capacitar a los recicladores organizados de Montería.

Se hizo en el año 2018 bajo el concepto de un proyecto para el fortalecimiento de buenas prácticas ambientales en la actividad del reciclaje en Montería y fue presentado por el programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Córdoba.

La iniciativa, que hace parte del programa Extensión para la Paz beneficia con capacitación y entrega de dotación a más de 150 recicladores de la ciudad, agremiados en dos cooperativas: Cooprescórdoba y Aso-recicladores.

“La idea es reforzar el bienestar en salud de estas personas, visibilizar la labor tan importante que realizan por el medio ambiente en la ciudad de Montería, identificando los riesgos que implica la realización de este trabajo, a través de las capacitaciones que les imparten los profesionales de la Universidad”, explicó la docente Viviana Soto, del programa de Ingeniería Ambiental.

Esa estrategia hay que recuperarla.

La historia

El oficio, del cual vive cerca de uno por ciento de la humanidad, tiene una historia trágica detrás de su conmemoración.

En 1992, durante la celebración del Carnaval de Barranquilla, se conoció la noticia que 11 personas fueron asesinadas “a garrote” y cuyos cuerpos yacían en el anfiteatro de la Universidad Libre de Barranquilla. Miembros de la institución habían utilizado los espacios de la facultad de medicina para asesinar y descuartizar a más de 50 recicladores informales, en un macabro negocio para traficar sus órganos.

La trágica situación fue denunciada por Óscar Hernández, reciclador informal, quien luego del ataque por parte de los celadores del lugar, fingió estar muerto y huyó para dar aviso a la policía. Los investigadores del caso determinaron que la desaparición sistemática de los habitantes de calle y trabajadores informales, que duró más de cuatro meses, estuvo relacionada con el tráfico de cadáveres que se realizaba desde la morgue del claustro educativo.

La cadena del reciclaje

El oficio se desarrolla a través de una cadena compuesta por recicladores primarios, centros de acopio y molinos. Los trabajadores informales recopilan el material, bien sea de la clasificación de los ciudadanos o directamente de la basura, y lo llevan a los centros donde lo organizan, lo compactan, y lo entregan a los molinos. Estos últimos transforman el material y lo venden a industrias que lo utilizan en la elaboración de nuevos productos.

La labor de los recicladores ha estado históricamente estigmatizada por la población, dado que su oficio es asociado con indigencia y suciedad.

La Corte Constitucional emitió en 2003 la sentencia T-724, que constituyó el punto de partida para proteger los derechos de los recicladores. No obstante, este trabajo informal se ve amenazado con las implementaciones de nuevos modelos de aseo, que tienden a privatizar el oficio y a impedir que los trabajadores accedan al material.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.