Durante la entrega del Hospital San Vicente de Paúl, en el nuevo municipio de Gramalote, Norte de Santander, el Presidente Iván Duque, salió en defensa del proyecto de reforma tributaria y que el Gobierno denomina “Transformación Social Sostenible”, bajo el amparo que ese lineamiento permitirá proteger a los más vulnerables y estabilizar las finanzas públicas de la Nación.

El Presidente destacó que cientos de miles de familias en Colombia son beneficiadas por los programas sociales del Gobierno Nacional para mitigar los efectos de la pandemia, como Ingreso Solidario, la devolución del IVA, el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) y recursos del Fondo de Solidaridad Educativa, además de apoyos a través de programas convencionales, que se garantizan con el polémico proyecto.

“El reto es pensar como sociedad y como país”, continuó el Presidente, y explicó que estas reformas tienen unas ventajas: sus efectos sociales serán inmediatos, una vez se surta el trámite en el Congreso, sus efectos fiscales se empezarán a causar en el año 2022, y sus ingresos sostenibles se sentirán a partir del año 2023 “cuando yo ya no sea el Presidente de la República”.

El proyecto ya fue radicado y ha generado más preocupaciones que proyecciones de prosperidad.