El Gobierno debe contemplar la declaratoria de emergencia económica:  Wadith Manzúr

El Gobierno debe contemplar la declaratoria de emergencia económica: Wadith Manzúr

Sharing is caring!

Amparado en las facultades que le otorga la constitución nacional, el presidente Iván Duque debe contemplar la posibilidad de declarar el estado de emergencia económica en el país.

La sugerencia la hizo el congresista cordobés y miembro de la comisión económica de la Cámara de Representantes, Wadith Manzur, al expresar su preocupación por las actuales condiciones financieras del mercado y las sentidas afectaciones en Colombia.

Advirtiendo que no da tiempo tramitar una reforma tributaria, como algunos sectores lo sugieren, el dirigente político conservador, explicó que si pasan 20 días y el dólar sigue por encima de los 4 mil pesos, y el barril del petróleo no pasa de 45 dólares, “el país se ve obligado a declarar la emergencia económica”.

¿Qué es y cómo se aplica una declaración de emergencia económica?
La Constitución Política de Colombia indica en su Artículo 215 que el Presidente puede declarar la emergencia económica, social y ecológica cuando sobrevengan hechos que perturben o amenacen perturbar “en forma grave e inminente el orden económico, social y ecológico del país, o que constituyan grave calamidad pública”.

Dicho estado se puede determinar por periodos hasta de treinta días en cada caso, pero no pueden exceder los noventa días en el año.

Durante el periodo de la emergencia el Presidente puede emitir decretos destinados exclusivamente a conjurar la crisis, asignar presupuestos, mover recursos o contratar de manera más rápida obras.

El Gobierno tendrá que enviar a la Corte Constitucional los decretos legislativos que dicte en el tiempo de la emergencia, para que se decida sobre su constitucionalidad. Si resulta inconstitucional las decisiones tendrán que invalidarse.

De esta forma la Corte Constitucional ha indicado que la emergencia económica, social y ecológica se debe decretar cuando:

1-Sucedan hechos extraordinarios que alteren el orden económico, social o ecológico y que se puedan verificar físicamente, es decir, que no sean percepciones.

2-Que sean hechos de carácter repentinos, inesperados e imprevistos.

3- Que la gravedad de estos hechos amenace el orden social, económico o ecológico en todo el territorio nacional, que tengan impactos en la sociedad colombiana.

4-Que haya la necesidad de recurrir a los poderes extraordinarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.