El mensaje de autoridad que espera la gente

El mensaje de autoridad que espera la gente

Han ocurrido varios hechos lamentables en Montería donde se ha puesto a prueba la autoridad, la inteligencia, contrainteligencia y la capacidad de respuesta. No las voy a cuestionar porque entiendo que deben estar en desarrollo de “exhaustivas investigaciones”, término que acuñan cuando salen a los medios de comunicación a responder por cada acto violento y que mediáticamente circula en redes sociales y los afecta.

Seguramente en todas las regiones piden lo mismo, pero me concentro en la ciudad que nos acoge. Montería exige AUTORIDAD.

Esta no es solo poner la cara después de un acto vandálico, limpiar las paredes que la protesta dejó, declarar indignación y rechazo, y continuar con el sonsonete de “adelantamos las investigaciones”. Esa es una obligación.

La respuesta en seguridad que requiere Montería es la individualización, captura y judicialización, como debe ser la cadena oficial de una investigación respetando el debido proceso y derechos humanos, del o los responsables de hechos como el ataque a un concesionario de vehículos en el mes de abril, la incursión armada ilegal de integrantes del ‘Clan del Golfo’ en la vereda El Vidrial a pocos minutos de la zona urbana del municipio y los daños bienes públicos y privados en la noche del 24 de mayo.

No necesitas enfrentarte a cientos de personas cuando sabes que fueron unos pocos los que generaron el daño. Allí está a prueba la inteligencia judicial.

Para los tres casos de alteración de orden público mencionados, todos terminaron en investigación sin resultados aún. Esa es la falta de capacidad de respuesta eficaz que reclama la gente.

Cuando atacaron el concesionario de vehículos y destruyeron las ventanas, dijeron que con cámaras de vigilancia identificarían a los responsables, lo mismo pasó con lo ocurrido anoche frente al Éxito norte.

Como ciudadano espero que con todas las pruebas posibles logren individualizar a los vándalos responsables de esos actos. Esa es la respuesta de AUTORIDAD que la gente de bien espera, de lo contrario, corremos el riesgo que esto haga carrera.

Los ciudadanos, marchantes o no, reclamamos derechos, los tenemos y debemos hacerlos respetar, pero también tenemos obligaciones que son igualmente proporcionales. ¿Cumplimos?. Respeta para que te respeten.