El mote de queso sabe a tradición y recuerdo: Juan Carlos Gossaín

Nañe, queso costeño, ajo, cebolla al gusto y una buena preparación es más que suficiente para hacer un buen mote de queso, esa sopa típica de los departamentos de Córdoba y Sucre, que ha deleitado los paladares de propios y visitantes por varias décadas.

Para el político Juan Carlos Gossáin Rognini el mote de queso se define como “el proceso alquímico en el que los monjes cistercienses encontraron la fusión perfecta de la materia y terminó saliendo el mote de queso, pero realmente es una construcción alquímica”.

El mote se ha convertido es una de las comidas más apetecidas en toda la sabana colombiana y Gosaín dice que un buen plato servido transporta a otras épocas, sin desconocer que en el momento presente que se está disfrutando en ese instante.

“Todo el mundo señala al mote de queso de su casa como el mejor, pero nadie se molesta, por el contrario, cuando uno dice ¡El mote de queso de mi casa es el mejor! La gente no dice ¡no, señor!, si no que la gente dice ¡Ahí que probarlo!”, asegura Gossaín Rognini.

Una de las recomendaciones de Gossaín para sacarle más provecho a este plato, es que, los gobernantes hagan una propaganda en televisión o en una valla publicitaria con un mensaje alusivo: “Ya probas nuestro Mote de Queso” o “No te vayas sin probarlo”, lo que entregaría identidad propia a las regiones y se transmitiría una comida típica sin que lo estén comprado tergiversadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares