El Síndrome Premenstrual, SPM

El Síndrome Premenstrual, SPM

Sharing is caring!

Por: Tatiana Brigés Obregón

Cuando se habla de la sexualidad femenina todos los hombres, sin excepción, paran la oreja y no es para menos. Para ellos sigue siendo un territorio misterioso, lleno de secretos y sobre todo de mucho recato.

Las mujeres por el contrario siempre tienen excusas: me duele la cabeza, estoy cansada, tengo cólico, estoy triste, con frío, con hambre y etc. Y aunque, muchas veces, pueden ser circunstancias reales, también creería que varias de estas mujeres no tienen ni idea como funciona su cuerpo y mucho menos su ciclo menstrual.

Pensarán y… ¿Qué tiene que ver lo uno con lo otro? Pues tiene que ver con todo, con el estado de ánimo, las hormonas y sobre todo con el sexo. Así, ¡Señores!, tomen nota porque aquí podría encontrar las respuestas ante tanta evasiva.

El Síndrome Premenstrual (SPM) es una serie de alteraciones tanto físicas como de comportamiento que sufren algunas mujeres antes de su menstruación. Los síntomas varían: cambios de humor, sensibilidad en los senos, antojos, fatiga, irritabilidad y depresión. Se calcula que 3, de cada 4, mujeres han experimentado alguna forma del citado síndrome.

Los síntomas tienen un patrón predecible. Los cambios físicos y emocionales varían desde apenas notorios hasta intensos como: depresión, episodios de llanto, enojo, insomnio, aislamiento social, cambios en la libido, problemas de concentración. Y en la parte física: dolores de cabeza, en las articulaciones y músculos, aumento de peso por retención de líquidos, inflamación abdominal, acné, estreñimiento o diarrea e intolerancia al alcohol.

Para algunas mujeres, el dolor físico y el estrés emocional son lo suficientemente incómodos para afectar su vida normal. Una vez que empieza la menstruación van disminuyendo y luego experimenta un apetito sexual alto que es previo a la ovulación.

Hay una minoría de mujeres que padecen síntomas incapacitantes todos los meses. Esta forma se denomina trastorno disfórico premenstrual y, en este caso, es importante consultar al médico.

Algunos factores

Se desconoce con exactitud la causa del síndrome premenstrual, pero sí de varios factores que pueden contribuir:

Cambios cíclicos en las hormonas: Los signos y síntomas del síndrome premenstrual cambian con las variaciones hormonales y desaparecen con el embarazo y la menopausia.

Cambios químicos en el cerebro: Las variaciones de serotonina, un químico del cerebro (neurotransmisor) que se cree que cumple una función esencial en los cambios de humor, pueden desencadenar los síntomas del síndrome premenstrual. Cantidades insuficientes de serotonina pueden contribuir con la depresión premenstrual, así como con la fatiga, los antojos de comida y los problemas del sueño.

Depresión: Algunas mujeres con síndrome premenstrual grave tienen depresión sin diagnosticar, aunque la depresión por sí sola no causa todos los síntomas.

Malformaciones del útero: En ocasiones, muchas mujeres desconocen malformaciones uterinas que podrían alterar su ciclo menstrual, como sangrado abundante, irritabilidad, cambios de humor y dolor general en el cuerpo.

Así ¡Hombres!, entiendan que las mujeres no son complicadas, son cíclicas y si están atentos a estas señales, créanme, tendrán experiencias #sinrecato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.