El cantante cesarence Jorge Oñate no pudo ganar la batalla que libraba con los quebrantos de salud que le provocó el coronavirus.

Aunque logró superar el virus, durante esa etapa se activaron otros problemas en su organismo, como una infección en los riñones, que obligó a un tratamiento especial.

 ‘El Jilguero de América’ había ingresado al Instituto Cardiovascular del Cesar el pasado 18 de enero, el viernes 22 de enero, el artista fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos covid de ese centro médico, luego presentó una infección y una pancreatitis, lo que le provocó un fuerte dolor abdominal acompañado de fiebre, motivando al cuerpo médico al traslado del cantante a la capital de Antioquia, el pasado 23 de febrero al Hospital Pablo Tobón Uribe.

Pese a la lucha que el Ruiseñor del Cesar mantuvo hasta el último momento, las secuelas del virus que afecta al mundo lo hicieron despedir de este mundo terrenal.