Entre el 25 de noviembre de 2016 y el 31 de enero de 2021, 465 niños, niñas y adolescentes fueron víctimas de reclutamiento forzado dirigido por los grupos al margen de la ley Ejército de Liberación Nacional (Eln), extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y los Grupos Armados Organizados Residuales (Gaor).

Así quedó reflejado en un informe con material probatorio que la directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Lina Arbeláez, presentó ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y la Fiscalía.

De acuerdo con los testimonios de menores víctimas, sí se configuró una política sistemática para de reclutamiento forzado, recurrente y oficializado de niños, niñas y adolescentes en el territorio nacional.

Algunas de las artimañas que usaban grupos como las FARC para el reclutamiento era el engaño y la persuasión, “aprovechando espacios de socialización en las instituciones educativas como en reuniones con otros miembros de la comunidad”.

“En estos encuentros se facilitaban lazos de confianza entre los guerrilleros y los niños, niñas y adolescentes, punto de partida para el adoctrinamiento”, refiere el informe.

El ICBF ha documentado 6.931 expedientes de niños, niñas y adolescentes víctimas del reclutamiento, uso y utilización por parte de grupos armados al margen de la ley; y, entre noviembre de 1999 y diciembre de 2020, 3.878 de ellos relata haber sido reclutado por las Farc.