Emocionalmente están bien. Eso dijo Ozney Guillén, cuando le notificó a sus peloteros que había sido suspendido como mánager por el resto de lo que quedaba del campeonato.

Los peloteros reaccionaron decaídos, pero Ozney, como buen motivador, les dijo que debían salir a jugar y que no podían bajar la guardia.

Los muchachos rodearon a Guillén y le dijeron, vamos a ganar y no le fallaron.

Pareciera que la injusta y polémica decisión de la Diprobeisbol, activó la casta de la novena monteriana que concentrados, con actitud, claros en la defensiva y agresivos al ataque, lograron ganar 4×2 el tercer juego del PlayOff final de la Liga Profesional de Béisbol Colombiana.

Con este triunfo Vaqueros toma ventaja de un juego en el duelo final que define el campeón colombiano y asegura tiquete para la Serie del Caribe.

Vaqueros tiene dos juegos ganados y uno perdido, y está a dos partidos de ser campeón.

El triunfo se logró principalmente al lanzador cubano Pedro Echemendia que durante 7 innings silenció la ofensiva de los Caimanes. Mientras estuvo en el montículo no permitió carreras.

Vaqueros de Montería dejó en claro que en franca lid da batalla y tiene como vencer al encopetado equipo barranquillero.

El cuarto juego es este miércoles a las 8:00 PM y con Ozney, como motivador y gerente deportivo, recientemente nombrado para poder estar en el estadio, los Vaqueros prometen dejar la piel en el diamante del estadio Edgar Rentería para lograr nuevas conquistas que lo acerquen a la gloria del bicampeonato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *