En pleno toque de queda y sin autoridad que lo evite, funeral en Montería es acompañado por unas 200 personas

En pleno toque de queda y sin autoridad que lo evite, funeral en Montería es acompañado por unas 200 personas

Ni el toque de queda, ni la ley seca, ni la Policía y el Ejército en las calles pudo detener la abultada asistencia a un sepelio de un joven del barrio Mogambo en Montería.

En este populoso barrio del sur de la ciudad, unas 200 personas, entre familiares y amigos decidieron acompañar a su última morada a un vendedor de mango conocido en escenarios deportivos de la ciudad, muerto de varias puñaladas.

Sin tapabocas, sin evidente distanciamiento social, violando todas las normas establecidas este fin de semana en la ciudad, amigos y familiares trasladaron el féretro hasta el cementerio, sitio donde la Policía solo pudo evitar el ingreso de todos los acompañantes.

Una muestra más de la desobediencia ciudadana y el desafío a un virus que es letal con los vulnerables y que se expande rápidamente en la ciudad y el departamento de Córdoba.

Ahora, cuando la autoridad busca aplanar la curva de contagio y que el sector hospitalario está en alerta roja por su alta ocupación, ocurren hechos como estos que dejan en evidencia que poco o nada les importa su salud.

https://twitter.com/soyrobinramos/status/1282061114470260736

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *