El extécnico de la selección femenina Sub-17, Didier Luna, aceptó el miércoles 12 de febrero los cargos por acoso sexual y laboral, tras llegar a un preacuerdo con la Fiscalía que le cambio la acusación de acoso por el de injuria por vía de hecho.

Yehimy Carolina Rozo, quien fue la fisioterapeuta del equipo, denunció a Luna por su comportamiento con las jugadores entre 2017 y 2018, indicando que les tocaba la cola e intentaba besarlas y que a ella le dijo que quería tener algo.

Según declaraciones recogidas en el juicio contra Didier Luna. El extécnico pidió disculpas públicas a Yehimy Rozo y a todas las mujeres que se sintieron acosadas en su momentos y que su proceder siempre ha estado revestido de respeto hacia la mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *