Melisa Guzmán recuerda con precisión que son dos acuerdos de pago incumplidos y no escatima esfuerzo para reclamarle al representante legal de la Clínica La Esperanza que les cancele lo que se ganó trabajando en ese establecimiento médico.

Ella es una de los 118 médicos, enfermeras y auxiliares que se cansaron de esperar que les paguen siete meses de salarios. liquidación y prestaciones de hace dos años.

“Trabajamos por más de siete años cuando era Evaluamos, nos despidieron sin justa causa, hicimos un acuerdo de pago y lo incumplieron, luego firmamos otro ante el Ministerio del Trabajo y también lo burlaron”, expresó la profesional de la salud mientras con pancartas protesta en las puertas de la clínica.

Denunciaron que los directivos estaban advertidos de la protesta y pidieron que no los expusieran ante la opinión pública, pero no hay compromiso claro de pago.

Esperan que no solo haya voluntad, sino que se haga efectiva la cancelación de esas obligaciones, de lo contrario se mantendrán en protesta con advertencias de encadenarse a las puertas del edificio.