Gobierno destinará al sector salud más de 6 billones de pesos y anticipará pagos del esquema de Punto Final

El Presidente Iván Duque anunció que el sector salud recibirá “más de 6 billones de pesos para atender esta contingencia (pandemia COVID-19).

También reveló que se adelantarán todos los giros de deudas que venían de años atrás, lo que el Gobierno definió como el Esquema de Punto Final.

Tales acciones, explicó el Mandatario, buscan la liquidez en el sistema de salud para que este pueda sortear estas dificultades con los recursos que se requieran.

Así mismo, el Jefe de Estado, quien participó en el especial televisivo ‘Coronavirus, Prevención y Control’, junto al Ministro de Salud, Fernando Ruiz, y varios especialistas, llamó la atención de los entes territoriales y establecimientos hospitalarios que recibirán el recurso para que sea invertido para reforzar esquemas de atención de pacientes por coronavirus.

El Gobierno Nacional reconoce que los casos de Covid-19 seguirán en aumento y apeló nuevamente a la conciencia ciudadana para que cumpla con los protocolos sanitarios, única forma de cortarle el paso a la expansión del coronavirus.

Así funciona el Acuerdo de Punto Final

En términos generales, funcionará así: sincerar las deudas, el Ministerio de Hacienda hará una emisión de bonos de deuda pública e inyectará esa liquidez a toda la red hospitalaria. Por esa vía devolverá los recursos que debe a las instituciones prestadoras de servicios de salud y también pagará los salarios de todos los empleados sobre los que se tenían deudas acumuladas. 

Se trata de una iniciativa impulsada por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Hacienda que buscará saldar las deudas históricas entre el Gobierno y las instituciones prestadoras de servicios de salud (IPS) como clínicas, hospitales y laboratorios.

Hoy en día se estima que la deuda oscila entre los 7 y 12 billones de pesos, una cifra tan alta que ha terminado por provocar un desequilibrio en la atención y acceso a la salud de los colombianos. Así las cosas, de no reconocerse este dinero, el Gobierno continuaría perpetuando el desangre del sistema de salud y la falta de claridad en el manejo de los recursos por parte de la red prestadora de servicios, que en el giro anunciado vendrá con un protocolo direccionado.

Esta brecha obedece a que muchas veces las cuentas de cobro que llegan a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES) por parte de las IPS y EPS, no son claras. Pero también, a que en otros casos, la institución considera que los costos de ciertos tratamientos y medicamentos no deberían ser cubiertos por el Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares