“Grupos armados ilegales y el narcotráfico quieren secuestrar la democracia en el sur de Córdoba”, denuncia con nombres propios el congresista Andrés Calle.

“Grupos armados ilegales y el narcotráfico quieren secuestrar la democracia en el sur de Córdoba”, denuncia con nombres propios el congresista Andrés Calle.

En entrevista con www.gsnoticias.com el Representante a la Cámara, Andrés Calle, dijo que las alertas están prendidas en el sur del departamento de Córdoba donde hay denuncias de presunta vinculación de grupos armados ilegales y del narcotráfico vinculados con candidatos a alcaldías pretendiendo recuperar poder institucional.


Según el congresista del partido Liberal, así como en otrora lo hicieran las autodefensas, lo pretenden hacer en municipios como Montelibano, de donde es oriundo el dirigente político, población de la que dice se debe pagar y pedir permiso para que los políticos puedan hacer campaña.


“Le han pedido dinero a candidatos para desplazarse por el territorio y decir con anticipación a donde se desplazan. Son autoridades de facto en Córdoba”, aseguró.


Dijo que desde hace varios meses presentó la denuncia y la conocen la Fiscalía, La Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional Electoral, el Ministerio del Interior y la Procuraduría.


“Hemos venido denunciando desde febrero como nuestra democracia puede ser secuestrada por grupos criminales a través de aliados vinculados a ellos de manera histórica. Es preocupante el panorama de Córdoba. Es lo mismo del norte de Cauca que culminó con la trágica masacre de una candidata a la Alcaldía y su familia”, agregó el Representante.


Al insistir que grupos criminales en el sur de Córdoba quieren imponer candidatos a las alcaldías, dijo que prueba de ello es el municipio de Montelibano.


“Están intimidando a candidatos a Concejo, prohíben su circulación en el territorio, compran líderes con dineros sucios del narcotráfico. Aquí claramente están prendidas todas las alertas, el riesgo es extremo en el sur de Córdoba y vale la pena una vigilancia extrema de financiación de campañas, que está aconteciendo en el desarrollo de ellas y mecanismos acogiendo para sus fines políticos”, indicó-
Reconoce que teme por su vida y la de su familia.


“Con nombres propios hemos demostrado el esquema criminal que ha montado en Montelibano una familia muy vinculada al narcotráfico y que no es posible que en pleno siglo 21 se quiera secuestrar nuestra democracia de esa manera. De manera enérgica quiero hacer responsable de cualquier cosa que pueda acontecer con la vida de mi familia, la de mi padre que hoy es candidato a la Alcaldía, la mía propia que he sido amenazado en dos ocasiones, al señor Cesar Emilio Cura conocido como Millo Cura, quien desde hace mucho tiempo se dedica a actividades criminales y que está financiando una campaña en el municipio de Montelibano”, indicó en la entrevista el congresista cordobés.


Sostuvo que las investigaciones no se mueven y que los írganos de control son “oídos sordos”, mientras, según sus palabras, “hay ingresos del narcotráifico y terrorismo, reclutaando antiguos aliados para recuperar alcaldías en Córdoba”.


Dijo que aprovechará la visita presidencial este fin de semana en Montería para pedir públicamente al Jefe de Estado que se apersone de la delicada situación que denuncia y de todo el territorio del sur de Córdoba.

o nuestra democracia puede ser secuestrada por grupos criminales a través de aliados vinculados a ellos de manera histórica. Es preocupante el panorama de Córdoba. Es lo mismo del norte de Cauca que culminó con la trágica masacre de una candidata a la Alcaldía y su familia”, agregó el Representante.
Al insistir que grupos criminales en el sur de Córdoba quieren imponer candidatos a las alcaldías, dijo que prueba de ello es el municipio de Montelibano.


“Están intimidando a candidatos a Concejo, prohíben su circulación en el territorio, compran líderes con dineros sucios del narcotráfico. Aquí claramente están prendidas todas las alertas, el riesgo es extremo en el sur de Córdoba y vale la pena una vigilancia extrema de financiación de campañas, que está aconteciendo en el desarrollo de ellas y mecanismos acogiendo para sus fines políticos”, indicó-
Reconoce que teme por su vida y la de su familia.


“Con nombres propios hemos demostrado el esquema criminal que ha montado en Montelibano una familia muy vinculada al narcotráfico y que no es posible que en pleno siglo 21 se quiera secuestrar nuestra democracia de esa manera. De manera enérgica quiero hacer responsable de cualquier cosa que pueda acontecer con la vida de mi familia, la de mi padre que hoy es candidato a la Alcaldía, la mía propia que he sido amenazado en dos ocasiones, al señor Cesar Emilio Cura conocido como Millo Cura, quien desde hace mucho tiempo se dedica a actividades criminales y que está financiando una campaña en el municipio de Montelibano”, indicó en la entrevista el congresista cordobés.


Sostuvo que las investigaciones no se mueven y que los órganos de control son “oídos sordos”, mientras, según sus palabras, “hay ingresos del narcotráifico y terrorismo, reclutaando antiguos aliados para recuperar alcaldías en Córdoba”.


Dijo que aprovechará la visita presidencial este fin de semana en Montería para pedir públicamente al Jefe de Estado que se apersone de la delicada situación que denuncia y de todo el territorio del sur de Córdoba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *