La Defensoría del Pueblo manifestó su rechazo vehemente ante el anuncio de un grupo de firmantes del acuerdo de paz de regresar a las armas.
El defensor nacional, Carlos Negret Mosquera, dijo que la construcción de paz es un proceso extenuante al que se le debe tener paciencia, pues sus efectos se proyectan hacia el futuro y en las nuevas generaciones que no están condenadas a vivir bajo la guerra.


“Hoy más que nunca, debemos anteponer la paz sobre la guerra, la esperanza sobre el miedo y los derechos humanos sobre la arbitrariedad de la violencia”, expresó.


Llamó la atención para que, ante esta situación se rodea a quienes se mantienen en la civilidad, mientras a los que se levantan en armas, les expresó que se equivocan.


“Hay que rodear al partido Farc y a la población excombatiente que valientemente dieron el paso a la democracia. A ellos les digo que no se equivocaron”, indicó.


Finalmente le hizo un llamado al Estado para continuar avanzando vigorosamente en la implementación del acuerdo final y en la generación de garantías para quienes lealmente han cumplido con los compromisos adquiridos con la paz y la democracia.

Estado para continuar avanzando vigorosamente en la implementación del acuerdo final y en la generación de garantías para quienes lealmente han cumplido con los compromisos adquiridos con la paz y la democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *