Junior, primer club en Colombia con un emblemático monumento que consigna su historia

Junior, primer club en Colombia con un emblemático monumento que consigna su historia

La Ventana de Campeones es una imponente estructura que se levantó en Barranquilla para rendir homenaje al referente emocional de una ciudad que respira fútbol por los poros.

Junior es una pasión, está en el ADN de Barranquilla, es quien dirige las emociones de una ciudad. Cuando el ‘tiburón’ gana hay carnaval en la ciudad.

Esa identificación plena, hizo que la familia Daes, dueños de la empresa Tecnoglass, le regalara cipote monumento a la ciudad, al hincha y al club.

Ya fue inaugurada lo que la gente conoce como Aleta de tiburón, por su diseño.

Para su inauguración fueron invitados 200 exjugadores del cuadro barranquillero, entre ellos Carlos ‘El Pibe’ Valderrama y Teófilo Gutiérrez, además de muchos históricos del club.

En la estructura fueron empleadas 87.480 luces led RGB computarizadas que hacen posible que la Ventana de Campeones cambie de color. También, 1.400 metros de vidrio laminado de 10 milímetros de grosor.

La Aleta de tiburón o Ventana de Campeones tiene 33 metros de alto y es obra de los arquitectos barranquilleros Miguel Ángel Cure y Pablo Andrés Castellano.

Desde ese monumento, el primero de esas dimensiones para un club deportivo en Colombia, para propios, turistas, y nacientes hinchas del tiburón, pueden aprender la historia de Junior.

“Es un museo al aire libre, ves las huellas de los jugadores, lees sobre la historia de las estrellas que ha ganado el equipo y te tomas fotos con el plantel a través de pantallas digitales. Además, ubicamos taludes para que las personas tengan el mejor ángulo al momento de sacarse una selfie con La Aleta de fondo”, expresó la familia Daes en su inauguración oficial.

De 47,5 metros de altura total, se convirtió en el monumento más alto del país, título que ostentaba la escultura del Santísimo, levantada en Floridablanca (Santander), que tiene 38 metros de alto. Como referente, el Arco del Triunfo parisino tiene 49 metros de alto.

Ese monumento público se levantó en un sector conocido como La Isla de la Loma que terminará conectando con el denominado malecón, otro orgullo reciente de los barranquilleros.