Karezza, placer sin penetración

Karezza, placer sin penetración

Sharing is caring!

vida en pareja, en ocasiones, es monótona por muchas circunstancias y termina siendo un asunto más de la agenda del día. Lo ideal es que estos encuentros íntimos y sexuales estén llenos de calidad y de tiempo.

Por eso hoy les hablaré de una práctica sexual recomendada para afianzar las relaciones de pareja y conectarse con sus emociones, el aquí y el ahora.

Esta práctica se conoce como el ‘Método Karezza’. La palabra karezza viene del italiano “carezza”, que quiere decir, caricia, y es aplicada a una técnica para conectar la pareja con su cuerpo.

En algunas parejas, el exceso de confianza o el pasar mucho tiempo juntos las hace alejarse de los detalles que antes eran importantes, como disfrutar el cuerpo del otro o de la compañía y llegan al mismo punto: Satisfacerse lo antes posible, sin tener en cuenta la forma o los gestos para llegar al placer.

Expertos indican que con este método es posible mejorar la experiencia sexual, siempre y cuando los dos estén de acuerdo. Que ambos se acerquen a un nivel consciente, profundo y por supuesto satisfactorio. Porque el placer siempre estará presente.

El ‘Método Karezza’ les da prioridad a las caricias y busca la estimulación, sin pensar que llegar al clímax es la única vía para lograr una conexión consciente de todos los sentidos.

Esta práctica alarga el placer por ejemplo con los besos y el tacto. Las miradas y las manifestaciones verbales de lo que desean y sobre todo la calidad del tiempo que se dediquen a estar juntos cuerpo a cuerpo.

Ventajas del ‘Método Karezza’

Calidad de los encuentros íntimos: Para aquellas parejas que han caído en la rutina o no logran despegar de las posturas tradicionales, con este método, el sexo adquiere otro significado. La concentración permite alargar el placer porque dominan el nivel de excitación. Una importante ventaja es que con este juego previo se logra controlar la eyaculación.

Mejora algunas disfunciones sexuales: Tanto en hombres que tienen disfunción eréctil y mujeres con vaginismo, este método puede beneficiarlos. El contacto emocional es tan fuerte que logra vencer las barreas psicológicas que obstaculizan el placer. La confianza de la pareja fortalece el vínculo afectivo por lo tanto no hay presiones internas de alcanzar el orgasmo durante la penetración. Si se logra, perfecto. Pero si no ocurre, el placer en los juegos previos también es gratificante.

Una escapada: Lo ideal es que, si quieren vivir esta experiencia, es mejor que no sea en su casa, ojalá en un lugar en el que realmente tengan intimidad (motel, hotel, cabaña u hostal, etc.) para que no tengan interrupciones, que sea una luna de miel remasterizada. Si quieren disfrutar el momento, lo más abierto que deben tener en este encuentro es su mente.

Para los interesados aquí les dejo un paso a paso #sinrecato:

Conexión visual: Siéntanse frente a frente tomados de las manos e intenten transmitir sus deseos y sentimientos, sin decir una palabra. Por supuesto que no es fácil ni cómodo las primeras veces, pero luego de relajarse entenderán el ejercicio. La conexión visual espontánea y sincera es un intercambio de energía muy valioso.

Disfrutar sus cuerpos: Sin importar que ya no tengamos la figura curvilínea de los años 20, es importante disfrutar la desnudez de los cuerpos, hablar desnudos, escuchar música, bailar abrazados, es una experiencia erótica inolvidable.

Masajes para dos: No importa que no sean expertos, pero este ejercicio es mágico; la piel es nuestro órgano más grande y responde a todos los estímulos de manera inmediata. Así que les recomiendo usar un aceite de naranja o de su preferencia y con sus manos recorra todo el cuerpo de su pareja, de la cabeza a los pies. Ustedes eligen el comienzo y el final.

Tiempo para sentir: Aunque terminen en coito, lo más importante es que se hayan divertido y disfrutado hasta llegar a ese momento. Las emociones ganan terreno en este método y no hay presión de tiempo.

La respiración: Estoy segura de que la mayoría de las veces olvidamos que respiramos, es un acto mecánico y este sencillo ejercicio en compañía, ayuda a equilibrar y armonizar los movimientos tanto de su propia respiración como la de su pareja.

El ‘Método Karezza’ puede definirse como hacer el amor con caricias, besos, básicamente. El sexo no puede limitarse al coito también tiene que ver con la conexión de las emociones.

Los invito a pasar al tablero y hacer la tarea; disfrutar la sexualidad desde otra perspectiva, creando un ambiente de intimidad, complicidad emocional y sexual. Abran la mente y relájense, para entender que el sexo pasional no lo es todo, hay que saber hacer el amor.

Por Tatiana Brugés
http://www.sinrecato.com