La ADR garantiza operación continua de los distritos de riego de Mocarí y la Doctrina

La ADR garantiza operación continua de los distritos de riego de Mocarí y la Doctrina

Sharing is caring!

La Agencia de Desarrollo Rural, adoptó los mecanismos pertinentes para garantizar la prestación del servicio de riego y drenaje, mediante el funcionamiento y operación de los distritos de Córdoba que son de su propiedad.

El plan de contingencia, que garantiza el funcionamiento de los distritos de riego, contempla mantener la distribución del recurso hídrico a los cultivos que allí se encuentran, haciendo uso de medios tecnológicos que responden a las solicitudes, quejas y reclamos de los usuarios, así como a cualquier situación de emergencia.

Igualmente, la ADR entregará en los próximos días unos kits de protección, los cuales incluyen chalecos, tapabocas, guantes, hipoclorito, alcohol, gel anti-bacterial y otros elementos necesarios para evitar el contagio del virus.

Estos distritos irrigan un área de 106.741 hectáreas donde se cultivan palma africana, banano, arroz, cítricos, yuca, frutales, cacao, pastos, entre otros, y cuentan con la rotación y apoyo de personal extra durante 24 horas para surtir de agua a los cultivos de los productores del campo y a sus familias, cumpliendo con los protocolos de seguridad y cuidado de la salud pública.

“La ADR a través de la circular 031 emitida el 24 de marzo de 2020 tomó acciones y dispone de todos los mecanismos que tiene a su alcance para mitigar los efectos de la Emergencia Sanitaria, garantizando la prestación del servicio público de adecuación de tierras en los distritos de riego que administra, con las medidas de seguridad para quienes hacen posible su funcionamiento, durante el Aislamiento Preventivo Obligatorio, atendiendo el llamado del Presidente Iván Duque y del Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea”, afirmó la presidente de la entidad, Claudia Ortiz.

La medida aplica también para los distritos de riego de Aracataca, Tucurinca y Río Frío en Magdalena; Manatí, Repelón y Santa Lucía en Atlántico; y Valle de Sibundoy en Putumayo, que son propiedad de la ADR y que permiten garantizar la producción agroalimentaria del país, en las regiones donde operan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.