La bicicleta una apuesta por la sostenibilidad

La bicicleta una apuesta por la sostenibilidad

Saludable, amigable con el ambiente y con el bienestar colectivo, la bicicleta irrumpe con personalidad sólida y cada vez con mayor fuerza de convicción en el espacio público urbano, contribuyendo a desactivar la estructura implantada por el poder hegemónico del auto particular y por los sistemas tradicionales de transporte alimentados por combustibles fósiles.

En el entorno de las ciudades que se han trazado como meta transitar hacia la sostenibilidad y la prosperidad, la bicicleta es asumida como elemento decisivo en los procesos de transformación y de identidad del espacio público, lo mismo que como referente en la lucha contra las emisiones de gases de efecto invernadero, puesto que es la persona la que de manera autónoma decide transportarse con la energía generada por su propio cuerpo.

Esta decisión es asumida no sólo como un ejemplo de ejercicio ciudadano, sino como como posibilidad que permite sentir, vivir y compartir la ciudad desde otra perspectiva. Como lo dijo en alguna oportunidad el escritor Ernest Hemingway, “yendo en bicicleta es como mejor se conocen los contornos de un país”. 

Pero sobre todo, la bicicleta es una postura humanista para promover sociedades con mayor calidad de vida. El reto para Latinoamérica en esta materia es interesante.

Hay ciudades que vienen asumiendo un rol protagónico en el desarrollo de infraestructura para las bicicletas y en políticas públicas para su expansión. Pero la gran mayoría apenas está rodando en la ruta. 

“¿Seremos capaces de convertir a la noble bicicleta en el modo de transporte preferido para todas las edades (desde los niños hasta los adultos mayores, desde los estudiantes hasta los congresistas)?”,se preguntó alguna vez el experto colombiano en movilidad sostenible, Carlos Cadena Gaitán.

Y su pregunta tiene toda la validez hoy para las urbes de este hemisferio. El futuro dirá si la bicicleta reinará en la pirámide de la movilidad regional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *