La crueldad del invierno y del gobierno con Ayapel

La crueldad del invierno y del gobierno con Ayapel

En el año 2010 el invierno fue cruel con Ayapel, fueron una de las peores y recordadas inundaciones de la historia reciente en esa población de Córdoba.

Hoy, once años después la historia se está repitiendo. ¿Qué se hizo durante ese tiempo?. Los políticos de las regiones de Bolívar, Sucre y Córdoba, hicieron debates en el Congreso, constancias en las plenarias de Cámara y Senado, el gobierno resolvió hacer inversiones provisionales, no fueron estructurales y hoy están pagando las consecuencias.

Se ha invertido un mundo de dinero con tantas obras provisionales y el problema continúa, porque ningún Gobierno ha establecido un plan definitivo para atacar el problema que se repite por los mismos lugares.

Los campesinos se han graduado empíricamente de ingenieros hidráulicos, saben lo que se debe hacer, se lo explican al Gobierno, pero este solo reacciona en la emergencia, cuando tienen el agua al cuello. Pareciera ser un negocio rentable.

La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo asegura que estaban adelantando trabajos de contención en verano, pero de nada sirvieron. ¿Es una falla de la ingeniería?, ¿no se invirtieron los recursos que se requerían?, ¿eran obras temporales?. Preguntas que surgen en medio de la inundación de recursos y anuncios, pero con una sequía de soluciones.

Hace unas horas el ministro del interior anunció otra inversión para tapar la boca de ‘Cara de Gato’, unos 20 mil millones de pesos, pero da miedo cuando alguien del Gobierno Duque se atreve a prometer los días en los que se ejecutará una obra. Para esta dijo el ministro, que se demorarán 80 días. Me hizo recordar las casas de San Andrés islas.

Solo el que padece ese problema sabe lo que duele, lo que se sufre, lo que se pierde y el abandono del Estado. En 2010 se inundaron y fueron cuatro años de pesadilla. Todavía hay obras del Fondo de Adaptación pendientes de esa época para damnificados.

Dios ampare a Ayapel.