La favorabilidad de Petro valoriza la maquinaria electoral de las regiones

La favorabilidad de Petro valoriza la maquinaria electoral de las regiones

La más reciente encuesta de favorabilidad de precandidatos a la Presidencia realizada por Invamer y contratada por Caracol Televisión y Blu Radio–, ubican al hoy senador Gustavo Petro con una intención de voto del 38,3%

La medición se realizó entre el 13 y el 19 de abril, y consultó a 1.008 personas en 47 poblaciones del país. Según los datos, después de Petro, en la intención de voto figura el exgobernador Sergio Fajardo, con 15,9 %. Es decir, Petro aventaja a Fajardo hoy con más del doble de la intención de voto. En tercer lugar figura la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, con un 11,8 %.

A diferencia de noviembre pasado, la intención de voto a favor del senador de la Colombia Humana pasó del 25,9 % hasta treparse en el 38,3 %. Es decir, en menos de seis meses creció un 12,4 %.

Petro, tiene atemorizados a los partidos tradicionales en el país, incluyendo al uribismo que no tiene carta clara para enfrentarlo. Aunque los de Centro Democrático y los que difieren políticamente de Petro apuesten por su derrota, reconocen que es el rival a vencer en la primera y segunda vuelta presidencial, a menos que ocurra algo extraordinario. En este país se ha visto de todo para apartar presidenciables.

Dialogando con amigos de derecha esperan confiados el candidato que saquen, pero también admiten que sin coaliciones es difícil vencer al exalcalde de Bogotá, pero parido en Ciénaga de Oro, Córdoba.

El mismo Estado y su desgaste político, no solo por la pandemia, sino por evidentes desaciertos en una inmadurez en el manejo de la cosa pública, la ha reforzado la favorabilidad de Petro, que desde su cuenta de Twitter mantiene cautivo a sus seguidores.

Los apoyos a Gustavo Petro se concentran mayoritariamente en Bogotá, ciudad que gobernó entre 2012 y 2015, con un 52,2 %, seguido de la región suroccidental del país, con 48,4%. Luego aparece la región Caribe, con 47,1 %; la zona centro oriental, con 29,4 % y el Eje Cafetero, donde menos votos obtendría, con un 17,1 %.

El crecimiento y favorabilidad de Petro es tal que ganaría, de acuerdo con Invamer, tanto en zonas urbanas como ruarles, ciudades capitales y no capitales; en todos los estratos, entre hombres y mujeres, y en todos los grupos de edad.

Para los resultados en primera vuelta les siguen, según Invamer, Alejandro Char, con 6,1%; Federico Gutiérrez, con 5,2%; Tomás Uribe, con 4,6%; todos de corte cercano al uribismo que, sumados alcanzarían cerca del 16% de favorabilidad, pero aun así están doblados por el de Colombia Humana.

Esto apenas comienza y seguramente se estarán armado estrategias y dentro de poco la consolidación de coaliciones, pero el apuro por mantenerse en el poder, o en el peor de los casos, no permitir que Petro gane, a los únicos que favorece son a los partidos políticos con sus congresistas en las regiones que en esas dificultades piden ga$olina para que el carro burocrático funcione.

Petro lo que hecho es valorizar a los dirigentes de las regiones que se frotan las manos, porque saben que si quieren los “votos amarra’os” desde la Presidencia y sus gobernantes en los departamentos y municipios deberán tributar con contratos, puestos y efectivo para que la maquinaria funcione, porque ‘pelo a pelo’ son derrotados.