La inseguridad en Montería: la pandemia que limita a la gente

La inseguridad en Montería: la pandemia que limita a la gente

Los casos de robos, atracos, raponazos y asaltos a mano armada en la zona urbana de Montería se volvieron el pan de cada día. Eso sin contar con las acciones criminales.

Silenciosamente la delincuencia se ha convertido en una pandemia que ha ido reduciendo las actividades sociales de la gente en Montería. Está prohibido hablar por celular en la calle, ni en establecimientos comerciales, no se puede sacar dinero de los bancos, ni mucho menos manejar efectivo, lucir prendas de valor, entre otras actividades porque serán presa fácil del delincuente.

Esta semana robaron a una señora que retiró un dinero de una entidad bancaria, también dos locales comerciales de Plaza La Castellana, donde nunca se habían presentado ese tipo de problemas, eso sin contar con los robos diarios que no se reportan oficialmente como el de celulares, computadores y bolsos.

Los comerciantes que apenas están intentando recuperarse, se encuentran con la reactivación recargada de la inseguridad que se extiende por todos los lugares de la ciudad.

Aunque las autoridades quieren minimizar los hechos y en algunos casos hasta ocultarlos y con estadística señalar que los delitos de alto impacto han disminuido, la realidad y la percepción es otra.

Estamos en manos de ‘sálvese quien pueda’.