Ley seca redujo alteraciones de orden público y riñas en Montería, pero la indisciplina continúa

A juzgar por la estadística conocida en la tarde de este lunes 29 de junio, de los tres últimos fines de semana con puente festivo, este fue de mejor resultado, frente a la necesidad de controlar la indisciplina social, alteraciones de orden público y riñas.

Sin embargo, y aunque la estadística bajó ostensiblemente, sigue siendo la pachanga, la fiesta y el consumo de bebidas embriagantes, el detonante que altera la ranquilidad en distintos sectores urbanos de la ciudad de Montería.

El Gobierno Municipal informó los resultados conocidos hasta el mediodía de este lunes precisando que atendieron 27 riñas, 111 casos de alteraciones a la tranquilidad, 279 comparendos, 9 hurtos, sin homicidios, ni violencia intrafamiliar.

En el primer puente festivo el gobierno local dio cuenta de 206 alteraciones de orden público y 80 riñas, en el puente del día del padre fueron 139 y 65 respectivamente.

“Esperamos cerrar el puente festivo con el buen comportamiento de la ciudadanía y la atención oportuna de las situaciones que afectan la tranquilidad por parte de la Policía que mantiene control y vigilancia en todo el municipio”, expresó el alcalde de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares