Liverpool gana su cuarta Supercopa de Europa en los penaltis al Chelsea

El portero español Adrián San Miguel fue el gran héroe en el estadio Vodafone de Estambul, Turquía, al detener un penalti a Tammy Abraham en la tanda, y así permitir que Liverpool venciera (5-4) a Chelsea y obtuviera su cuarta Supercopa de Europa de la historia. El partido terminó igualado 2-2.

Abraham fue el mismo jugador que fabricó el penalti en el tiempo extra, engañando al VAR y a la árbitra francesa Stéphanie Frappart, lo que permitió que Chelsea a través del italo-brasileño Jorginho igualará el resultado 2-2, al minuto 101 de partido.

Esta era una gran oportunidad para los dirigidos por el inglés Frank Lampard, teniendo en cuenta que venían de perder 4-0 ante Manchester United en el inicio de la Liga Premier de Inglaterra.

Chelsea arrancó ganando el partido con gol de Oliver Giroud al minuto 36 gracias a un gran pase entre líneas del mediocampista estadounidense Christian Pulisic, que arrastró hasta cuatro defensas rivales.

El Liverpool por su parte estaba irreconocibles, pero el senegalés Sadio Mané igualó 1-1 el marcador al minuto 48, pero ninguno de los equipos pudo romper la igualdad en los 90 minutos reglamentarios.

Ya en el la prórroga, Mané adelantó 2-1 a Liverpool al minuto 95, pero seis minutos más tarde Jorginho anotó el 2-2 final, de penalti, y el título de la Supercopa se definió desde la tanda de los penaltis, en la cual Liverpool no erró ninguno de los cinco cobros, mientras que Chelsea falló uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares