Lograr una sostenibilidad integral para Montería, el gran reto del Alcalde Ordosgoitia

Por: Cristian Vargas

Sin duda, Montería en los últimos años ha dado pasos agigantados en materia de desarrollo urbano Sostenible, pasos que empezaron a darse desde la alcaldía de Carlos Eduardo Correa en su Plan de Acción Montería Sostenible 2032 quien divisó a Montería en el largo plazo como una ciudad que debía mirar hacia río Sinú y sobre todo valorar su potencial.

En las grandes ciudades del mundo y también las pequeñas o las que empiezan a emerger, sus ríos han sido el elemento transformador y su principal afluente cultural que preservar, es por ello, que el liderazgo y la gestión pública del nuevo alcalde de los Monterianos Carlos Ordosgoitia se convierte en la garantía para reconocer objetivamente lo que las administraciones en el pasado lograron hacer por el desarrollo sostenible de la ciudad, pero sobre todo, identificar de cara al futuro los grandes retos y desafíos que se tienen en esta materia, principalmente dando mayor énfasis a la dimensión social hoy quizá el principal anhelo de los Monterianos.

Sin embargo, es innegable el cambio de imagen que ha tenido Montería, sus obras de infraestructura urbana así lo confirman, pero sus indicadores sociales y de calidad de vida restan en la balanza, un desempleo disparado en los últimos cuatro años, sumado a una tasa de informalidad en ascenso que supera cifras históricas, ni que hablar de la realidad que viven hoy quienes habitan los 28 Corregimientos que reclaman mayor liderazgo y capacidad de gestión desde lo público para superar carencias en cobertura de vías, infraestructura educativa, agua potable, saneamiento básico entre otros.

Otro asunto que también preocupa es la realidad de los jóvenes Monterianos, muchos ven con incertidumbre su futuro laboral en una ciudad con limitadas oportunidades para los profesionales que por año egresan.

Al mismo tiempo, la inseguridad disparada es otro aspecto que hoy genera nerviosismo a los Monterianos, agobiados en sectores comerciales y residenciales de la ciudad, la percepción que se tiene en esta materia es preocupante, hemos visto como se disparó el raponeo y el fleteo en los últimos meses, ni que decir de la micro extorsión que se tomó el comercio y su zona rural, creando un ambiente de incertidumbre combinado con desesperanza pues nadie quiere abandonar esta tierra de ensueño como la llaman.

Finalmente, un reto titánico el que tiene el alcalde electo Carlos Ordosgoitia para los próximos cuatro años, recibe una ciudad embellecida pero con grandes desafíos en lo social, su agenda debe propiciar a montería como una ciudad resiliente no solo en lo ambiental sino también en su población, las verdaderas Ciudades sostenibles deben ser integrales en todo el sentido de la palabra , deben progresar en la medida en que sus habitantes también lo hacen , capaces también de tejer identidad y respeto por su patrimonio ligadas a la generación de valor social ciudadano, pero acompañada de grandes oportunidades para todos .

¡Adelante Alcalde, el reto es grande, pero la ciudadanía confió en su capacidad y liderazgo!

Cristian Andres Vargas, estudiante del programa de Derecho de la Universidad Cooperativa de Colombia sede Montería, al mismo tiempo presido el Observatorio de Cultura Ciudadana y desarrollos sostenible.

Investigador en temas de desarrollo sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares