Montería y estratificación urbana

Montería y estratificación urbana

Desde el año 2000 la Superintendencia de Servicios públicos ordenó a la Alcaldía de Montería la revisión general de la estratificación socioeconómica urbana. Han pasado 19 años y aún no se ha hecho.

Esta situación ha permitido que en muchos sectores de estratos 1 y 2 con asentamientos de casa fincas, urbanizaciones campestres y edificaciones en los bordes territoriales de la ciudad y de alta valía, paguen servicios y hasta reciban subsidios del Estado.

Suena contradictorio que quienes tengan poder económico para tener un apartamento, una casa campestre pague servicios como estrato vulnerable y lo peor, su factura sea subsidiada.

Eso está ocurriendo desde hace años y el Estado lo ha permitido por que no ha habido una administración que enfrente el tema con responsabilidad y equidad.

Legalmente no son culpables quienes se benefician, el Estado se los ha permitido y por mucho dinero que tenga, la constante es que paga lo que diga el servicio, no lo que verdaderamente debe asumir.

Si se apelara a la conciencia esos usuarios desistirían del subsidio que reciben y ofrecieran pagar lo consumido. Por ejemplo, las facturas en cero pesos que le llegó a esos lujosos espacios residenciales ubicados en estrato 2, cuando es obvio que tienen como pagar.

El problema es que las empresas de servicios públicos tampoco tienen el sistema de depuración para clasificar hogar por hogar. Ellos se basan en la estratificación actual del ente territorial.

La revisión y ajuste de la estratificación socioeconómica de Montería fue demandada hace años y desde entonces no se sabe nada del proceso, no ha habido una verdadera defensa del municipio y todo sigue igual.

El actual gobierno de Montería tiene la intención actualizarlo, pero debe pasar del anuncio a los hechos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *