No hay razones para violentar la ciudad y la universidad

Si tiene un problema interno con las directivas de la Universidad de Córdoba, resuélvanlo internamente, pero no hay razones de peso para violentar el templo del saber que los forma y generar serios problemas de movilidad, temor y zozobra entre la ciudadanía.

El mensaje es para un reducido grupo de encapuchados que no representan los 17 mil estudiantes de la Universidad de Córdoba que ayer retornaron a las viejas prácticas de bloquear la Universidad, hace estallar papas explosivas y tomarse la circunvalar.

Al margen de si tienen o no razones para reclamar, se cuestiona el método violento que usan.

La Universidad de Córdoba ha demostrado con hechos su apuesta académica, social y de contribución al desarrollo de la región.

Deben sentirse más bien privilegiados los que han accedido a la universidad pública. No olviden que el 77% de los aspirantes a ingresar se quedan por fuera.

Más bien esfuércense por graduarse en los tiempos de la carrera y dejarle la oportunidad a los que vienen esperando turno.

Seguramente en la Universidad hay cosas por resolver, pero la solución no está en violentar el campus y la ciudad.

admin

admin

Puesto

2 septiembre, 2022

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Artículos Relacionados