El exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno ya no tendrá que reparar al Distrito por los daños y el detriminento patrimonial causado por la corrupción derivada de las obras de la tercera fase de Transmilenio, y que ascendían a $173 mil millones. Esa fue la decisión que tomó el Tribunal de Cundinamarca, el cual declaró nula la sanción impuesta por la Contraloría General de la República (CGR) tras encontrar errores en el proceso.


Trascendió que Tribunal evidenció que la CGR dejó vencer los términos, con el objetivo de sancionar económicamente al funcionario y por ello eximió a Moreno del pago.


El tribunal informó que el ente de control debía emitir un fallo contra el exalcalde, el 5 de julio de 2016, como fecha límite, pero solo generaron una respuesta hasta el 19 de diciembre del mismo año.
Ahora, el fallo ordena a la Contraloría resarcir a Samuel Moreno por los gastos que le ha causado el proceso, además de cancelar los registros interpuestos.