Por falta de pruebas niegan tutela que pretendía frenar construcción de bóvedas para disposición de cadáveres Covid en San Antero

Por falta de pruebas niegan tutela que pretendía frenar construcción de bóvedas para disposición de cadáveres Covid en San Antero

Sharing is caring!

Un Juez de la República, negó las pretensiones de un ciudadano que acudiendo a la tutela buscaba impedir la construcción de bóvedas para la disposición final de cadáveres por causa del COVID-19 en el cementerio público municipal de San Antero.

El Juzgado Promiscuo Municipal de San Antero, consideró que el accionante, Edgardo Arrieta, no aportó las pruebas en las que se demostrara que estaban siendo afectados o amenazados con la obra pública o con el funcionamiento del cementerio, o de los que se pudiera inferir que estaban en juego derechos fundamentales como la salud, o la vida, o cualquier otro.

Sin embargo, reconoció el juez de tutela, que, “es cierto que el lote de terreno que adquirió la administración anterior y que aluden los ciudadanos para plantear una solución distinta de la administración municipal, NO se ajusta a los requerimientos de la ley y de la autoridad ambiental para que se preserve el medio ambiente o la salubridad pública, como se observa en el concepto emitido por la CVS por solicitud de la autoridad local, puesto que se expresan restricciones que llevan a concluir que no es un terreno apto para la construcción de un cementerio.

Remata la sentencia señalando, que, a pesar de ello, tampoco se puede obligar en este momento al Municipio a disponer de una solución diferente para la eventual amenaza de derechos, toda vez que debe actuar en medio de una emergencia, es decir, sin que cuente con un espacio de tiempo suficiente para gestionar y proveer a la comunidad de un cementerio con todas las condiciones técnicas y físicas para su cabal funcionamiento. “Además, porque las disposiciones de la Resolución 5194 de 2010, reglamentarias de la actividad, no serían aplicables en este momento por las razones antes expresadas”.

El asesor jurídico de la Alcaldía de San Antero, Roberth Angulo, aseguró que de esa manera la administración municipal no violó las normas vigentes sobre construcción de cementerios, toda vez que, se ha actuado bajo el amparo normativo del estado de excepción por emergencia económica, social y ecológica, la cual rige y es aplicable en las actuales circunstancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.