¿Por qué nadie quiere asumir el encargo de la Secretaría de Educación en la Gobernación de Córdoba?

Uno de las secretarías de la Gobernación de Córdoba más apetecidas por los políticos no le encuentran a quien encargarle su representación.
Después que Paula Andrea Morales Soto, fuese suspendida del cargo como secretaria de educación por una presunta irregularidad que ella misma denunció, la gobernadora Sandra Devia no ha podido encontrar quien se presta para firmar algunos sospechosos actos administrativos.


Lo que ha trascendido es que, Ernesto Vergara, actual secretario de competitividad de la Gobernación de Córdoba, fue encargado de la cartera departamental de educación.


Sin embargo, una vez aceptado el cargo, le llegaron a su despacho decisiones administrativas para su respectiva firma. El funcionario prefiere distanciarse y mejor entrega el cargo.


El encargo, luego paso a manos de Ruby Menco, a quien le llegó la misma documentación y también se negó a firmar.


¿Qué tan terribles son los actos administrativos que quieren legalizar en nombre de otra persona?.


¿Por qué la gobernadora del partido de la U, Sandra Patricia Devia Ruíz, no pone la cara frente al tema?


¿Por qué no hacen público, cuáles son los actos administrativos que generan pánico entre sus funcionarios?


Hoy la Gobernación de Córdoba, no tiene secretario (a) de educación en propiedad, hace cerca de un año se quedó sin secretario del interior y nunca pudo nombrar a nadie en propiedad.


Las actuaciones secretas y silenciosas en la Gobernación de Córdoba lo único que generan son suspicacias y una enorme sospecha de irregularidades en manos de Sandra Devia, la que escogió el Gobierno Duque, sugerido por el director nacional del partido de la U Aurelio Iragorri, para que asumiera con “transparencia” el manejo de la Gobernación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares