Programa “Salud para la Paz” llega a zonas afectadas por la violencia en Córdoba.

El Ministro de Salud y Protección Social, Juan Pablo Uribe Restrepo, lanzó la segunda fase del programa nacional ‘Salud para la paz’, que facilita  a los habitantes de zonas golpeadas por la violencia acceder a diversas especialidades médicas.

El funcionario confirmó que zona de Córdoba golpeadas por fenómenos de violencia serán abrigadas por esta iniciativa que busca fortalecer las capacidades locales para mejorar el acceso a servicios integrales de Atención Primaria en Salud (APS), haciendo énfasis en salud sexual y reproductiva, salud mental, prevención del consumo de sustancias psicoactivas y la salud infantil y nutricional.

En la segunda fase del proyecto se atenderá a los municipios de Tierralta, Puerto Libertador, Montelíbano y San José de Uré en Córdoba.

En esta etapa del proyecto se busca la sostenibilidad y la consolidación de los resultados obtenidos en la primera fase, aprovechando el posicionamiento y el reconocimiento de las acciones desarrolladas, y los logros alcanzados en los municipios.  

La iniciativa se desarrolla en 25 municipios del país en los que se formularon Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y en los cuales existían los 24 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). 

‘Salud para la paz’, es un proyecto que es apoyado por el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). 

La primera fase

En la primera fase de la iniciativa fueron atendidas 39.773 personas, entre menores de edad y adultos, además de otras 20.415 en 161 jornadas extramurales en especialidades como ginecología, odontología, enfermería y sicología. 

Adicionalmente, se prestó atención a 5.200 personas en salud mental y consumo de sustancias sicoactivas (40 por ciento de ellas menores de edad) y a 2.300 niños en 28 unidades comunitarias dotadas por el proyecto para asistir en caso de enfermedad diarreica y respiratoria aguda. 

En cuanto a capacitación, el proyecto instruyó a 1.800 profesionales de la salud y 1.270 líderes comunitarios en salud sexual y reproductiva, y formó a 50 expertos en salud mental y prevención del consumo de sustancias psicoactivas, a más de 350 profesionales en temas de nutrición infantil y a cerca de 1.000 líderes comunitarios como auxiliares en salud pública, quienes orientarán en sus zonas el progreso de la salud. 

“Este es un proyecto que deja grandes resultados, donde se destaca el trabajo interagencial que el Ministerio ha liderado y que ha permitido coordinación y articulación nacional y territorial con resultados concretos en atención directa y desarrollo de capacidades a los hospitales públicos y las entidades territoriales de salud”, aseguró el Ministro Uribe Restrepo, quien subrayó que la iniciativa está alineada con el Modelo de Atención Integral Territorial (MAITE). 

Por su parte, Emilio Archila, Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, destacó el compromiso del Ministro Uribe Restrepo y de su equipo con la reincorporación efectiva de quienes se mantienen en la legalidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares