La funcionaria responsable del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, de la Universidad de Córdoba, Nilsa Jaller, sostuvo que los protocolos para el regreso a clases con alternancia para cursos prácticos, serán estrictos y vigilados.

Indicó que se encuentran reglamentados acorde a una lista de chequeo de verificación, limpieza y desinfección, establecida por la Secretaría de Educación de Montería, de cuya visita la próxima semana, dependerá el inicio de este piloto de alternancia en Unicórdoba.

“Nos hemos preparado a partir de un trabajo en equipo, con el fin de recibir a los estudiantes de una manera responsable. En nuestras instalaciones se ha establecido y situado la respectiva señalización para promocionar el autocuidado, el lavado de manos, el distanciamiento obligatorio que fue demarcado de acuerdo al lugar y al número de estudiantes”, precisó la funcionaria.

De acuerdo con Jaller, el aforo máximo es de 120 estudiantes dentro de la universidad y de máximo 15 en laboratorios, lo que en parte dependerá del espacio de esos sitios. Adicionalmente, antes de ingresar a la institución los estudiantes deberán diligenciar una encuesta de comorbilidad y auto encuesta del reporte de condiciones de salud.

“Solo se deberá portar la indumentaria necesaria, deberán seguir unas flechas que indican el ingreso y la salida, las puertas van a estar habilitadas solo en el horario establecido, con cambio de grupos de estudiantes cada dos horas. Los que terminen la práctica deberán abandonar la sede de inmediato, no están habilitados los polideportivos, el gimnasio, las cafeterías y los kioscos, por lo tanto, cada quien debe portar su bebida hidratante”, explicó Jaller.

La funcionaria agregó que se habilitará la biblioteca, pero sin ingreso, solo para la solicitud de libros o material de estudio, que debe ser solicitado y esperado en ventanilla, bajo las medidas sanitarias establecidas.

Entre tanto la jefe (e) de Bienestar Institucional, Nicaulis Olivares, sostuvo que una vez los estudiantes realicen la encuesta de condiciones de salud, de manera obligatoria antes de ingresar, un equipo de spicorientadores se encargará del seguimiento, de la ubicación y del manejo de casos de estudiantes con preexistencia médica.