Contrario a lo que han querido demostrar con el departamento de Córdoba, al que venden como la “cuna de la corrupción en Colombia”, cuatro regiones lo anteceden en el ranking de territorios con mayor incidencia de actuaciones ilegales contra la administración pública y castigaos disciplinariamente.

Así el revela el más reciente informe de la MOE (Misión de Observación Electoral) que desde la primera vuelta de las elecciones presidenciales del año 2018, realiza un seguimiento a investigaciones condenas y procesos disciplinarios en curso o culminados relacionados con hechos de corrupción.

En ese periodo se han reportado 274 actos de corrupción contra la administración pública, de los cuales 111 son de municipios y 30 corresponden a departamentos.

Según el informe, el ranking de departamentos con mayor incidencia de actuaciones de corrupción contra la administración pública lo lidera Antioquia con 27 casos, le siguen Santander con 21, Magdalena con 19, Tolima 17 y Córdoba con 14 casos.

Córdoba aparece en el quinto lugar, no es honroso ‘sacar pecho’ por ello, porque lo ideal será que la estadística fuese cero. Sin embargo, la referencia nos permite desvirtuar los señalamientos que desde el nivel central muestran a la región como la más corrupta del país, cuando departamentos de expresidentes, presidentes, ministros y otros altos cargos nacionales, recogen el mayor número de casos.

Eso tampoco es una excusa para esconder lo que pasa en el departamento de Córdoba, donde hay y se están castigando actos de corrupción, pero que tampoco nos vendan como la corruptela más grande del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *