Preocupante el panorama en materia de salud mental en el departamento de Córdoba. El más reciente caso de suicidio del médico Roberto Buelvas en el municipio de Sahagún sigue poniendo el dedo en la llaga de una problemática que ya dejó de ser aislada y se convirtió en una de salud pública.

Las cifras no son nada alentadoras. Según el Instituto Nacional de Salud (INS), a corte del 3 de octubre, en Córdoba se presentaron 517 intentos de suicidio y reportes de Medicina Legal informó que, de esos, 10 terminaron con final trágico en Montería.

En otro informe, Medicina Legal confirmó que, del total de las muertes violentas suscitadas en el territorio nacional a septiembre de esta vigencia, el 11.37% correspondieron a suicidios, es decir, 1.725 casos. Una cifra que es realmente preocupante si se tiene en cuenta las condiciones de vida y los hábitos que se viven por cuenta de la pandemia ocasionada por el Covid-19.

Continuando con las cifras, el boletín epidemiológico a corte de del 2 de mayo de este año, el INS argumenta que los factores desencadenantes para que una persona tome la determinación de quitarse la vida en el país están: el conflicto con la pareja o expareja (39,6%), seguido por los problemas económicos (13,2%), y el maltrato físico, psicológico o sexual (10,4%) en ambos sexos. La ideación suicida persistente (33,8%) y el antecedente de trastorno psiquiátrico (28,0%) principalmente el trastorno depresivo, son los factores de riesgo de mayor proporción en el total de los casos.

Y es que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 800 mil personas se suicidan cada año en el mundo, lo que representa una muerte cada 40 segundos.

Otro ente que ha seguido de cerca esta problemática ha sido el Centro de Estudios Políticos y Socioculturales del Caribe CEPSCA, el cual registra 300 suicidios en el departamento de Córdoba en los últimos cinco años, es decir, en promedio un suicidio cada seis días. Del total, el 78% de los casos ocurrieron bajo la modalidad de ahorcamiento, 10% por ingesta de venenos o químicos, 5% por armas de fuego y 7% por otras.

Sin embargo, estrategias como “Activa tu opción de vida” que adelanta la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) es una de las pocas que han emergido en Córdoba para enfrentar esta dura realidad. Otro frente que ayuda es la línea 3182826134 que está habilitada en el CRUE y que funciona las 24 horas del día.

A principios de este año desde la Gobernación se dijo a través de la Secretaría de Juventudes que se abriría un observatorio de salud mental, como también la creación del Fondo y Observatorio de la Juventud, esta última una propuesta de campaña del actual gobernador Orlando Benítez. Pero ninguna de las dos aún da visos de ponerse en marcha.

Y es que en días pasados desde esta tribuna el médico psiquiatra Jorge Muñoz se refirió al tema y dijo que “tenemos la necesidad de buscar estos problemas y trastornos mentales y tratarlos con la ruta integral de acción por su EPS, estamos fallando en su atención, detección primaria y también fallando en la atención al no tener las unidades de atención primaria en el primer nivel, estas deben hacerse ya, no dependen de si hay un Centro de Salud Mental o no”.

Muñoz agregó en esa ocasión que esas unidades primarias están establecidas en la Ley 1616 de 2013 de Salud Mental que consiste en un equipo integrado por un médico general, una enfermera y un psicólogo para dar atención a quienes requieran por temas de salud mental.
Urge en el departamento y su capital activar todas las medidas que estén al alcance para frenar esta ola de suicidios que afectan los núcleos familiares y consternan a toda la sociedad.

El aislamiento en medio de la pandemia es caldo de cultivo para que más personas tomen la decisión de acabar con sus vidas, lo que no solo trae tristeza, sino que también afecta el aparato productivo de esa familia, acarrea en algunos casos deudas, aunado al rompimiento de las relaciones intrafamiliares, entre otros factores.

Aún faltan dos meses y medio para que acabe el año. Las alertas están encendidas y no hay que bajar la guardia. Gobernación, Alcaldía, entes de salud y sociedad deben tomar acciones concretas para que una vida no termine convirtiéndose en una mera estadística

https://youtu.be/9Ghd9nzJsLo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *