La Superintendencia Nacional de Salud prorrogó por un año la medida de vigilancia especial al programa de salud de la Caja de Compensación Familiar de Sucre (Comfasucre) para que subsane las deficiencias que aún presenta y mejore el aseguramiento de sus 118.073 afiliados.

Para la Supersalud, es importante que la EPS Comfasucre estructure e implemente un modelo de atención en salud y una red integrada de servicios acorde con la caracterización poblacional, el perfil epidemiológico y la morbimortalidad de sus usuarios.

Según la resolución 5190 del 26 de abril de 2021, la EPS debe garantizar el acceso oportuno, integral y trabajar en indicadores como la captación temprana de gestantes al control prenatal, así como el seguimiento a la ruta materno perinatal con el fin de disminuir los indicadores de mortalidad materna y perinatal.

Adicionalmente, Comfasucre debe cumplir con las condiciones financieras y de solvencia, proveer la información solicitada por la Superintendencia de forma confiable y presentar un plan de trabajo con ejecución mensual que permita evidenciar que los recursos del sistema serán utilizados de manera oportuna y eficiente en la recuperación de indicadores críticos de salud.

El Superintendente Delegado para las Medidas Especiales, Germán Augusto Guerrero, indicó que, a pesar de los esfuerzos realizados, la EPS aún continúa presentando deficiencias en sus indicadores que requieren ser subsanados para que pueda operar de manera óptima en el sistema de salud.

Entre los hallazgos de la Supersalud que requieren corrección más rápida se identificaron deficiencias en la implementación del modelo de gestión del riesgo dirigido a gestantes; y que Comfasucre no ha logrado garantizar la detección temprana de cáncer de cuello uterino en mujeres entre 25 y 65 años ni ha ampliado la cobertura de pacientes diabéticos e hipertensos controlados.