En medio de su intenso trabajo por la legalidad en el Sector Transporte, la Superintendencia de Transporte formuló cargos contra Uber Technologies Inc (de Estados Unidos), Uber BV (de Países Bajos), Rasier Operations B.V., Maximobility SAS (empresa relacionada con la operación de la aplicación Cabify), Lieber Colombia SAS. Llevo y Cuper, por presuntamente facilitar la violación de normas de transporte.

Entre los cargos que llevaron al ente de control a tomar esta decisión están la presunta facilitación de violación de las normas de transporte, y que al parecer no suministraban información clara, veraz y suficiente a los usuarios, entre otras. En caso de ser encontradas responsables, las multas a estas empresas podrían superar los $8.000 millones de pesos en conjunto.

El Superintendente de Transporte, Camilo Pabón Almanza, manifestó que “estos nuevos casos son determinantes en la lucha de la Superintendencia contra la ilegalidad por varias razones, Por un lado, estamos vinculando empresas extranjeras a investigaciones en Colombia, para que respondan por las posibles infracciones de nuestra legislación de transporte. Y por otro, por primera vez estamos aplicando el Estatuto de Protección del Consumidor a dos empresas que estarían imponiendo cláusulas abusivas a los consumidores – pasajeros. Es una muestra más del compromiso de la Super por la protección de los usuarios de transporte en el país”.

A las empresas Uber Technologies INC, con sede en Estados Unidos; Uber B.V, con sede en los Países Bajos; Rasier Operations B.V., Lieber Colombia S.A.S., Llevo y Cuper, estas dos últimas dedicadas al mototaxismo, se les imputó cargos por presuntamente facilitar la violación de las siguientes normas de transporte:

Facilitar la prestación de transporte con vehículos que no tendrían las condiciones técnico mecánicas exigidas, ni contarían con los mantenimientos preventivos y alistamientos diarios exigidos por la ley.

Facilitar la prestación de transporte con vehículos que no están homologados ni matriculados para servicio público.

Facilitar la prestación de transporte con conductores que no tendrían la licencia de conducción para transporte público, ni las capacitaciones ni los programas de medicina preventiva requeridos.

Facilitar la prestación de transporte sin contar con un plan estratégico de seguridad vial.

Facilitar la prestación de transporte sin contar con los seguros que cubran los riesgos según las exigencias legales.
Facilitar la prestación de transporte por sujetos que no están constituidos ni habilitados de acuerdo con los requisitos legales.

Por alterar el servicio público, entre otros cargos.

Por su parte, la Delegatura para la Protección de Usuarios del Sector Transporte de la Supertransporte abrió investigaciones administrativas en contra de Lieber Colombia SAS y Maximobility SAS (empresa relacionada con la operación de la aplicación Cabify) por presuntamente:

Incluir dentro de sus “términos y condiciones” cláusulas que podrían considerarse abusivas, como algunas que limitan tanto el ejercicio de los derechos de los usuarios en materia de reversión del pago y poder acceder a los mecanismos dispuesto por el ordenamiento jurídico colombiano para proteger sus derechos, como también otras que, al limitar la responsabilidad del productor o proveedor, trasladan a los usuarios obligaciones que no deberían ser asumidos por estos sino por quienes ofrecen el servicio. Un ejemplo es el caso de las posibles responsabilidades a cargo de los usuarios por los daños derivados del uso de la plataforma.

Por no suministrar información clara, veraz, suficiente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea a los usuarios sobre los servicios ofrecidos y los canales de atención dispuestos para presentar PQRS.

La Superintendencia de Transporte respetará el debido proceso y derecho de defensa de las empresas investigadas.