la Secretaría de Planeación de Montería sorprendió una obra de infraestructura en estado de avance que ni siquiera contaba licencia de construcción.

Para colmo de males, los trabajadores que fueron sorprendidos en el proyecto no contaban con elementos mínimos de protección biosanitaria como lo exigen los protocolos y los decretos nacionales.

El equipo de Control Urbano realizó la inspección de esa obra localizada en el conjunto campestre, Palma Verde y de inmediato se ordenó suspensión de la actividad, se levantó acta y se rendirá informe el cual será enviado a la inspección de la zona.