Mancuso desde una cárcel en los Estados Unidos, y ‘Timochenko’ libre en Colombia, pero con muchas verdades no reveladas, coincidieron en contar todos los detalles del conflicto armado en el país, en un hecho público a instancias de la Comisión de la Verdad.

Hasta hace poco era impensable que estas personas que dirigieron ejércitos de la muerte en el país y que se mataban entre sí para controlar territorios para demostrar poder y generar terror se pusieran de acuerdo, pero hoy la búsqueda de la verdad los une.

Mancuso lo dijo en una carta dirigida al presidente de la Comisión de las Verdad, padre Francisco De Roux, y Rodrigo Londoño Echeverri, conocido como ‘Timochenko’ en tiempos de Farc, se suma a la iniciativa con otro documento en el que prometen no guardarse nada y el mundo conozca los secretos de la guerra en Colombia, por lo menos de la que ellos fueron testigos y partícipes.

«En nombre mío y de Salvatore Mancuso he dirigido una solicitud formal al Padre Francisco de Roux, Presidente de la Comisión de la Verdad, para que en audiencia pública el país conozca las verdades silenciadas sobre el conflicto armado», dijo el ahora presidente del partido político Comunes.

En esa comunicación se habló sobre la imperiosa necesidad de revelar la verdad sobre el conflicto colombiano en pro de las víctimas en las audiencias de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), y la Comisión de la Verdad.

“Cada uno tenemos una partecita de la verdad de lo que nos pasó en este conflicto y necesitamos esa verdad, esa parte que usted tiene y necesitamos que la JEP lo escuche, necesitamos que la Comisión de la Verdad también lo escuche, porque es así de la única manera que podemos construir ese monstruo que fue la guerra en Colombia a través de la parte que tiene cada uno en este rompecabezas”, le dijo Londoño a Mancuso.

El que fuera jefe de las Farc también se solidarizó con su antiguo adversario del conflicto, porque sabe que corre peligro de muerte junto con su familia si lo regresan a Colombia.

«Cabe resaltar que Salvatore Mancuso ha sido objeto de amenazas contra su vida, hasta el punto de haberse publicado una falsa noticia sobre su muerte. Quizás usted, con su prestigio, pueda contribuir de algún modo a su seguridad y la de su familia», dice Timochenko.