Del brazo del abridor Pedro Echemendia salieron ‘misiles’ al home que nublaron la visión de los bateadores de Caimanes.

Durante 7 entradas completas el cubano solo permitió un infield hit, otorgó dos bases por bolas y blanqueó durante su ontológica actuación a los ‘galácticos’ de Barranquilla, con todos sus Grandes Ligas.

El concierto comenzó desde el primer inning cuando el abridor de Vaqueros logró poner el cero, clave porque en los dos primeros juegos siempre le hicieron carreras a la novena monteriana.

De ahí para adelante, el experimentado ‘caballo’ de Cuba sacó su repertorio de lanzamientos indescifrables hasta que cerró la séptima entrada.

Dejó el partido 4×0 y entregó la pelota al panameño Severino González, quien logró colgar 2 out, pero concedió una base por bolas, seguidamente le conectaron hit, y luego un doble.

Allí los Caimanes reaccionaron y anitaeon dos carreras.

Para colgar el tercer inning de esa entrada llegó el cerrador norteamericano Cody Mincey y lo hizo por la vía del ponche.

El mismo americano salió para el noveno, lo controló permitiendo un solo hit y acabó el juego sin complicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *