Un tuit… una vía… un poste… una Caja de Pandora

Un tuit… una vía… un poste… una Caja de Pandora

Por: Toño Sánchez Jr.

“Toño, tú que te las tiras de periodista, por qué no has dicho nada de la vía que está detrás del Estadio 18 de Junio, que está sin abrir hace meses y el contrato pago”.

Con peticiones como estas me tropiezo cada vez que salgo a la calle y me paran personas que saben que soy Periodista. Y de estas conversaciones han nacido grandes artículos, columnas de opinión, crónicas y hasta libros. Lo único que se necesita es escuchar con cariño a quien te cuenta la historia.

Con una solicitud de un ciudadano amigo, como con la que inicio esta columna, empezó todo lo que les voy a narrar.

El martes 12 de mayo, a las 10:32 a.m. subo este tuit en mi cuenta: @Tonsanjr

“Estos son los chapuceros contratistas de Montería. Obra contratada a finales de 2019. El contratista DEBIÓ coordinar con Electricaribe el traslado de estos postes de energía, pero no lo hizo y la calle no se puede habilitar. Quién responde? @caordosgoitia @PGN_COL @FiscaliaCol—”.

Al poco tiempo desde la cuenta @latomimendoza19 (tomimen1920) comienza una serie de ataques y delicadas sindicaciones que deben ser investigadas con urgencia por la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General.
 

El tuit mío iba a quedar así; era un simple llamado a que aceleraran la entrega de la vía. Era un tuit de acompañamiento al desespero de los ciudadanos del sector por la no habilitación de esa calle. Pero ante todo lo escrito por este personaje, se me despertó la curiosidad de inmediato. ¿Qué hay detrás de esa vía que ha generado todo este histerismo desplegado desde esa cuenta?

Llama la atención es que las réplicas airadas de la tuitera defensora del contratista terminaron borrándolas de su red social, pero por precaución les di captura y las guardé. Aquí presumo que alguien le dio la orden, porque en vez de defender nos dio luces para indagar.

Y con qué caja de pandora me he encontrado.

El 18 de diciembre de 2019, a 13 días de entregar, el anterior Alcalde de Montería firma un contrato con el Consorcio Pavimentar ECE 042, representado por el ingeniero Luis Fernando Mendoza Rodríguez, por valor de $ 2.926.587.780,oo.

El objeto del contrato dice exactamente lo siguiente:

OBJETO: CONSTRUCCIÓN DE PAVIMENTO EN CONCRETO HIDRAULICO EN LOS BARRIOS EDMUNDO LOPEZ I -ANDALUCIA-, EDMUNDO LOPEZ II Y LA CASTELLANA EN EL MUNICIPIO DE MONTERÍA.

La Interventoría le correspondió al Consorcio Vial EC, representado por Leonardo Jacob Pérez Oyola, por un valor de $ 207.749.000,oo.

Casi tres mil millones de pesos para cuatro cortos trayectos de vías.

Con una inusitada eficiencia y rapidez, y con tan pocos días que le restaban en el poder, logran sacar el primer desembolso el 26 de diciembre de 2019, así está establecido en el Acta No 1, por valor de $1.263.292.044.oo.

Ese día en la cuenta corriente del ingeniero Mendoza estaba ese billete. Nada mal para terminar el 2019.

El 27 de febrero de 2020 reciben otro desembolso por $1.211.137.917.oo. Así consta en el Acta No 2.

Han recibido hasta la fecha $2.474.429.961.oo, pero solo han terminado dos vías.

Hay que precisar que estas obras son por Regalías, por lo que se desembolsa desde Bogotá, previo informe de la Interventoría.

Un dato curioso de este contrato, es que la Interventoría no ha hecho un solo cobro en lo que va de la obra, aunque ellos son autónomos de cobrar cuando quieran.
 

Los contratistas han afirmado que por responsabilidad de la actual administración está parada la obra. Pero lo cierto es que solo hasta hace poco, 6 de abril de 2019, el contratista solicitó a Electricaribe la autorización para mover los postes de energía que impiden entregar la obra. Pero la primera semana de mayo Electricaribe rechazó la solicitud y está a la espera de que se presente nuevamente.

Ante estos señalamientos Electricaribe le salió al quite a estos contratistas.

Miguel Cuentas Martes, Gerente de Electricaribe en Córdoba Norte, explicó que la reubicación le corresponde al contratista del proyecto. “Una vez el contratista cumpla con todas las especificaciones técnicas, daremos el aval para que desarrolle los trabajos”, afirmó Cuentas.

Este contrato está lleno de misterios ya que señaran que fue cedido a una empresa de Soledad, Atlántico. Ceder un contrato no tiene nada de ilegal, es lo más legal dentro del mundo de las obras civiles.

La cuestión es que en Córdoba ha hecho carrera ‘ceder’ contratos para que el contratista que quieren favorecer nos aparezca ganándose todo.

En otros casos el contratista debe entregar a un político o gobernante todo el anticipo, con la promesa de que se va a ganar la próxima licitación o en su defecto, quien se la gane lo cedería.

Por supuesto que en esta maraña nadie tiene una prueba reina, pero es una practica de lo más de común por estas tierras.

Aquí lo que se quiere es que la empresa contratista entrege a tiempo las obras, se sea el contratista titular o no.

Lo reitero, ceder un contrato no tiene nada de ilegal.

La cuestión es que se use esa figura para hacer todos esos entuertos antes narrados.

Este poste en la mitad ha dejado al descubierto una feria de contratos en el último mes del año 2019. Como si la intención fuera no dejarle un peso al que venía.

Una pregunta que salta aquí es, ¿por qué esa administración contrataba tanto con ingenieros de afuera? Que se ganaban las licitaciones, puede ser cierto. Pero es bien sabido en toda Colombia que las licitaciones en Montería eran tan bien ‘amarradas’, que muchos ingenieros de la ciudad e ingenieros de otras partes no perdían el tiempo comprando pliegos para las licitaciones de Montería.

Yo creo que ha llegado el momento de licitar sin ese tipo de trampas, para que todos los ingenieros, en especial los de Córdoba y Montería, tengan oportunidad de participar en igualdad de condiciones.

Ya está bueno de tanta rosca en la contratación de obras civiles.

Por otra parte, los contratistas tienen que entender que las obras que ellos construyen son con dineros públicos y les corresponde dar todo tipo de explicaciones a los ciudadanos. No esperar a que los residentes del sector donde se ejecuta la obra lo hagan.

Pero quiero terminar con un tuit de la cuenta @latomimendoza19 (tomimen1920) en donde se afirma que a Periodistas les pagaban para que no dijeran nada de los contratos más ‘jugosos’ de la pasada administración.

Aquí viene mi solicitud a la Fiscalía general de la Nación para que investigue y profundice en esta delicada acusación. Que sea la oportunidad para que la Fiscalía cite a esta persona para que se inicie una exhaustiva indagación. Porque con esta sindicación desde esa cuenta de Twitter queda claro que hay otros grandes contratos en donde podría haber irregularidades, que al parecer fueron ‘selladas’ con la compra del silencio de Periodistas.

Que sea la oportunidad de investigar todo esto de una vez por todas.

Yo entiendo que aquí hizo carrera una manera de contratar, en donde los contratistas no aceptan por ningún motivo que se les pregunte o que se indague por la obra que están ejecutando.

Bajo ninguna circunstancia deben de olvidar de los dineros con los que trabajan son PÚBLICOS. Así hayan aprendido cosa diferente en otras administraciones.

Y dejen al periodismo ejercer la crítica. Eso no es lo que los va a desestimular para cometer irregularidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *