Un estudio publicado en días pasados por el laboratorio de ideas “Carbon Tracker”, calculó que para el 2030 la demanda por vehículos eléctricos reduciría drásticamente la venta del petróleo hasta en un 70%.

Ello repercutiría en un nuevo modelo de negocios, el cual podría generar en esos mercados un ahorro anual de hasta 250.000 millones de dólares. Esta nueva ola por la sostenibilidad se debe a que economías emergentes, con China a la cabeza, están ya liderando la transición verde hacia vehículos eléctricos, lo que provocará una marcada caída de la demanda del crudo y pondrá fin a la “era del petróleo.”

En las condiciones actuales, este trabajo estima que más del 80 % del crecimiento de la demanda global de petróleo hasta 2030 procederá de las necesidades del sector del transporte en los países emergentes, mientras que en torno a la mitad de ese porcentaje corresponde a China e India.

Sin embargo, Carbon Tracker recuerda que ambos están reduciendo drásticamente su dependencia del crudo y promocionan con fuerza los vehículos eléctricos (EVs, sus siglas en inglés), cuyos precios se aproximan ya a los de motores diesel y gasolina.

En este sentido, China es ahora líder mundial en el desarrollo de vehículos eléctricos, una estrategia que también está siguiendo India, apunta el informe.

Junto a los beneficios económicos se sitúan los de salud pública, ya que la contaminación procedente del transporte por carretera provoca 285.000 muertes al año en esos mercados emergentes, de los que 114.000 ocurren en China y 74.000 en India, según cifras del Consejo Internacional de Transporte Limpio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *